¿Cómo te hablas?

dic 20, 2012   //   Por Pascual Hernández   //   Éxito, Pensamiento Positivo  //  No hay Comentarios

Exito y Prosperidad¡Hola amig@!

En tu incesante diálogo interior, a veces puedes hablarte -casi sin darte cuenta- de forma descuidada, en clave negativa.

Y esto has de evitarlo, ya que lo que te dices tiene un enorme poder sobre tu mente: Tu subconsciente se cree todas aquellas palabras que salen de ti, por eso es muy importante que cuides lo que te hablas y cómo te lo dices.

Como señala Mahatma Gandhi: “Una persona usualmente se convierte en aquello que cree que es. Si yo sigo diciéndome que no puedo hacer algo, es posible que termine siendo incapaz de hacerlo. Por el contrario si tengo la creencia que sí puedo hacerlo, con seguridad adquiriré la capacidad de realizarlo aunque no la haya tenido al principio.”

¿Cómo te hablas? Esto -sobre la importancia de cómo te cuentas las cosas- me recuerda una historia que te puede interesar…

EL SUEÑO DEL SULTÁN

Un sultán soñó que había perdido todos sus dientes. Después de despertar, mandó llamar a uno de los sabios del reino para que interpretara su sueño.

- ¡Qué desgracia, mi Señor! -dijo el sabio-, cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad.

El sultán al oír tal catástrofe gritó enfurecido:

- ¡Qué insolencia! ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y ordenó que le dieran 100 latigazos.

A continuación, mandó que le trajesen a otro sabio y volvió a relatarle lo que había soñado.

El sabio, después de escuchar con atención al sultán y pensar un rato, le dijo:

- Mi Señor, gran felicidad os ha sido reservada, pues el sueño significa que sobrevivirás a todos tus parientes.

Se iluminó el rostro del sultán, y ordenó que le dieran 100 monedas de oro.

Cuando el segundo sabio salía del palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

- ¡Es curioso! La interpretación que habéis hecho de los sueños del sultán es la misma que la del primer sabio, pero a él le pagó con 100 latigazos y a ti con 100 monedas de oro.

A lo que contestó el sabio:

- “Recuerda amigo mío que casi todo depende de la forma en como contamos las cosas.”

¡CLARO!

“Casi todo depende de la forma en como te cuentas las cosas.”  ¿Cómo te hablas? ¿Cómo te cuentas las cosas? Te pondré unos ejemplos:

Ante una situación complicada ¿Qué te dices?

  • ¡Qué horroroso problema! o
  • Bien, es una oportunidad para crecer.

    ¿Cómo te hablas?

    ¿Cómo te hablas?

Ante un error -todos cometemos errores- ¿Qué piensas?

  • Otro fracaso, no lo conseguiré… o
  • ¡Buen aprendizaje, tomo buena nota!

Ante un reto ¿Que te permites decir?

  • No puedo o
  • ¡Si puedo! (Como dice Robert Kiyosaky: “Nunca digas no puedo hacerlo, sino cómo lo puedo hacer.”)

Ante la crisis económica actual ¿Cómo te hablas?

  • El mundo está cada vez peor, me va a ir fatal o
  • El mundo está lleno de oportunidades ¡voy a por ellas!

Recuerda amig@, tu eliges cómo te hablas ¿En negativo, como el primer sabio de nuestra historia? ¿O en positivo, como el segundo? Y es que: “Tal como un hombre piensa, así es su vida.”  (James Allen).

Y para hablarte en positivo, elige pensamientos positivos… te recomiendo el Curso “Piensa PositivaMente”. Si quieres pensar en positivo, haz CLIC en http://www.exitoyprosperidad.net/piensa-positivamente/

Te voy a dar 3 pasos para que te hables siempre de forma positiva:

Paso 1: PIENSA BIEN DE TI

No permitas pensamientos negativos sobre ti mism@. Considera que nadie es perfecto, realmente todos tenemos que mejorar.

“La gente triunfadora no son superhéroes. El éxito no requiere un gran intelecto. No hay nada mítico en el éxito. El éxito no está basado en la suerte. La gente con éxito es gente normal que ha desarrollado una creencia en sí misma y en lo que hace. Nunca, pero nunca, te menosprecies.”  David J. Schwartz.

Paso 2: HÁBLATE DE FORMA POSITIVA

Anímate, date consejos como se los darías a tu mejor amig@.

Como escribía hoy en mi facebook: Cuando te despiertes, y durante todo el día, no uses palabras como: “¡que cansad@ estoy!” “¡que flojera siento!” “¡que mal está todo!” etc. Por el contrario utiliza frases del tipo: “que bien me siento”, “hoy es un día estupendo”, “que precioso día”, “me va a ir todo muy bien durante el día”… Aunque tal vez no lo sientas… ¿Sabes por qué? Porque tu mente subconsciente trabaja como el genio de la lámpara… ¡practica!: Un CAMBIO DE ACTITUD, te irá muy bien!!!

Paso 3: No consideres tus debilidades, APÓYATE EN TUS FORTALEZAS

Tus debilidades debes de irlas solucionando pero tu vida y tu futuro debes de construirlas sobre tus cualidades ¿Cómo vas a edificar sobre las arenas movedizas de tus puntos débiles? ¡Conoce tus fortalezas y apóyate en ellas!

Un abrazo, tu amigo Pascual.

Pascual Hernández

Pascual Hernández

Creador del Video-Curso “Piensa Positiva-Mente”, haz CLIC AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN.

Video-Curso Piensa PositivaMente

 

Imagenes Gratis para Navidad y Año Nuevo 2013

Posts relacionados

Dejar un comentario

Obligatorio

Piensa PositivaMente


Suscribirse al Newsletter

¿Quieres conocer los secretos para VIVIR MEJOR?

HAZ CLICK AQUÍ

¿Quieres Pensar PositivaMente?

HAZ CLICK AQUÍ