Mostrando entradas etiquetadas como" Norberto Tucci"

Atrae el Éxito Hacia Ti

may 29, 2011   //   por Pascual Hernández   //   Éxito  //  7 Comentarios

GRAN HABILIDAD: Haz sentir "ERES IMPORTANTE"

Hola amig@!

Hoy te voy a mostrar un secreto, muy fácil de usar, que si lo pones en práctica te vas a convertir, literalmente, en una persona más apreciada, más atractiva a los ojos de los demás y te habrás puesto en un lugar destacado del camino hacia el éxito.

¿Te interesa?

Bien, pero antes, como siempre, déjame que te cuente una historia…

Seguir leyendo >>

Piensa Bien y Atrae lo Bueno hacia Ti

mar 12, 2011   //   por Pascual Hernández   //   Pensamiento Positivo  //  4 Comentarios

Hola amig@!

Puede suceder que a veces, sin motivo real, pensemos de forma negativa de tal o cual persona: “no me cae bien”, “me ha mirado mal”, “es muy seri@”, etc.

Esto me recuerda una historia…

Seguir leyendo >>

Autocontrol y Éxito en la Vida

oct 21, 2010   //   por Pascual Hernández   //   Crecimiento Personal  //  2 Comentarios

Hola amig@!

Si pones en práctica los dos sencillos consejos que te doy al final de este artí­culo, tendrás un fantástico dominio de ti mismo en cuanto a la relación con tus seres más queridos, con tu familia.

Al leer este Blog es, entre otras razones, porque estás decidid@ a mejorar tu vida, quieres -al igual que yo- crecer como persona, dominarte, superarte dí­a a dí­a, semana tras semana.

Esta meta de “crecimiento personal” me recuerda la siguiente historia

EL MAESTRO Y LA SERENIDAD

Reunidos el maestro y los discí­pulos, uno de ellos preguntó:

- “Maestro, existe alguna forma de medir el desarrollo espiritual de una persona”.

El maestro respondió:

- “El desarrollo espiritual de una persona no se puede medir, no es comparable a nada, pero hay muchas formas de conocerlo”.

Un discí­pulo dijo:

- “Si no se puede medir, dí­ganos tan sólo una forma de conocerlo”.

El maestro añadió:

- “Es fácil, tan sólo estudia cuántas veces al dí­a pierde una persona su tranquilidad y se altera.

¡Que buena recomendación! ¿Cuántas veces perdemos la paz y nos alteramos? Y si lo pensamos la inmensa mayorí­a de veces son por tonterí­as, por pequeñeces, una pequeña discusión que, como nadie la para, se va convirtiendo en una tormenta.

Disponer de Autocontrol sobre uno mism@ es una habilidad, de la llamada “Inteligencia Emocional”, que hace que manejemos nuestras vidas hacia la Meta que nos hemos marcado y que nuestra convivencia con los demás sea mucho mejor.

Como decí­a Milton H. Ericson: “Normalmente la gente no sabe que tiene recursos. Ni sabe cómo utilizarlos”. Hay muchos recursos, técnicas, que podemos usar para tener un mayor control emocional.

Te propongo dos sencillos recursos mentales para no perder la tranquilidad ni alterarnos cuando nos relacionamos con la gente a la que queremos, cuando estamos en familia.

1ª) Cuando vayas a entrar en casa, y te encuentres frente a la puerta, ten el siguiente pensamiento -que me lo confió un buen amigo mí­o: “Al trabajo se va a descansar, a casa se va a trabajar”, y cuando entres ponte tu mejor sonrisa y a “¡servir!”.

La segunda recomendación la aprendí­ de San Josemarí­a Escrivá, es la siguiente,

2ª) Si comienzas a discutir con tu pareja, el que más sereno esté -que normalmente será el que más razón tenga- con cariño, ha de dejar la discusión y luego, quizás al dí­a siguiente, -ya serenos los dos- hablar de lo que ocurrió.

Tu amigo, Pascual

(La historia de hoy está tomada de Tucci, Norberto; CUENTOS PARA QUE PIEN-ZEN, Ediciones Librerí­a Argentina, que lo podéis ver en “Mi Biblioteca)

Autocontrol y Éxito en la vida

oct 20, 2010   //   por Pascual Hernández   //   Éxito  //  2 Comentarios

Hola amig@!

Si pones en práctica los dos sencillos consejos que te doy al final de este artí­culo, tendrás un fantástico dominio de ti mismo en cuanto a la relación con tus seres más queridos, con tu familia.

Al leer este Blog es, entre otras razones, porque estás decidid@ a mejorar tu vida, quieres -al igual que yo- crecer como persona, dominarte, superarte dí­a a dí­a, semana tras semana.

Esta meta de “crecimiento personal” me recuerda la siguiente historia…

EL MAESTRO Y LA SERENIDAD

Reunidos el maestro y los discí­pulos, uno de ellos preguntó:

- “Maestro, existe alguna forma de medir el desarrollo espiritual de una persona”.

El maestro respondió:

- “El desarrollo espiritual de una persona no se puede medir, no es comparable a nada, pero hay muchas formas de conocerlo”.

Un discí­pulo dijo:

- “Si no se puede medir, dí­ganos tan sólo una forma de conocerlo”.

El maestro añadió:

- “Es fácil, tan sólo estudia cuántas veces al dí­a pierde una persona su tranquilidad y se altera“.

¡Que buena recomendación! ¿Cuántas veces perdemos la paz y nos alteramos? Y si lo pensamos la inmensa mayorí­a de veces son por tonterí­as, por pequeñeces, una pequeña discusión que, como nadie la para, se va convirtiendo en una tormenta.

Disponer de Autocontrol sobre uno mism@ es una habilidad, de la llamada “Inteligencia Emocional”, que hace que manejemos nuestras vidas hacia la Meta que nos hemos marcado y que nuestra convivencia con los demás sea mucho mejor.

Como decí­a Milton H. Ericson: “Normalmente la gente no sabe que tiene recursos. Ni sabe cómo utilizarlos”. Hay muchos recursos, técnicas, que podemos usar para tener un mayor control emocional.

Te propongo dos sencillos recursos mentales para no perder la tranquilidad ni alterarnos cuando nos relacionamos con la gente a la que queremos, cuando estamos en familia.

1ª) Cuando vayas a entrar en casa, y te encuentres frente a la puerta, ten el siguiente pensamiento -que me lo confió un buen amigo mí­o: “Al trabajo se va a descansar, a casa se va a trabajar”, y cuando entres ponte tu mejor sonrisa… y a “¡servir!”.

La segunda recomendación la aprendí­ de San Josemarí­a Escrivá, es la siguiente,

2ª) Si comienzas a discutir con tu pareja, el que más sereno esté -que normalmente será el que más razón tenga- con cariño, ha de dejar la discusión y luego, quizás al dí­a siguiente, -ya serenos los dos- hablar de lo que ocurrió.

Tu amigo, Pascual

(La historia de hoy está tomada de Tucci, Norberto; CUENTOS PARA QUE PIEN-ZEN, Ediciones Librerí­a Argentina, que lo podéis ver en “Mi Biblioteca)

¿En las manos del destino o el destino en nuestras manos?

sep 3, 2010   //   por Pascual Hernández   //   Éxito  //  No hay comentarios

Hola amig@!

Transcribo de un interesante libro de cuentos de samurais, titulado “El blanco si es visible” de Norberto Tucci:

Se cuenta de un famoso general japonés de nombre Nobunaga que cierto dí­a decidió atacar al enemigo a pesar de su inferioridad numérica. Él estaba seguro de su triunfo, pero sus soldados aún albergaban dudas sobre la victoria en la batalla. Por el camino se detuvieron ante un templo y dirigiéndose a sus hombres les dijo:

- “Después de las oraciones y sacrificios, echaré esta moneda al aire. Si sale cara, perderemos, de lo contrario venceremos. El destino nos tiene en sus manos.”

Y así­ fue, después de las oraciones salió y lanzó la moneda al aire:

- “Ha salido cruz”, dijo, “venceremos en la batalla.”

Los soldados acudieron llenos de confianza al campo de batalla y vencieron con facilidad. Al terminar la batalla su segundo le comentaba:

- “Nadie puede cambiar el destino, todo está escrito.”

A lo que Nobunaga respondió:

- “Nadie realmente” y a continuación le mostró su moneda especial acuñada con dos cruces y ninguna cara.

¡CLARO!

¡Listo este Nobunaga! y cargado de razón, porque no estamos en las manos del destino, sino que el destino lo escribes tú.

Cada uno de nosotros mediante las decisiones que tomamos, de manera consciente o inconsciente, vamos creando nuestra realidad, vamos conformando nuestro destino. Como dice Tony Robbins: “Es en el momento de la decisión donde se crea tu destino.”

Y esto es así­ porque cada segundo, cada minuto, estás tomando decisiones y actuando, haciendo cosas que te hacen crecer o que te hacen menguar.

Como decía Aristóteles: “Somos lo que hacemos dí­a a dí­a, así­ que la excelencia no es un acto, sino un hábito“.

Uno de los aspectos que diferencian a las personas de éxito de las que no lo alcanzan es que las primeras son conscientes de que pueden conducir su destino, que su vida depende de sus decisiones y acciones, de que son responsables de sus circunstancias, de su realidad. Saben que si quieren mejorar su mundo, deben empezar por ellas mismas. Cada uno de nosotros somos los generadores de nuestra realidad.

En cambio, aquellos que no alcanzan el éxito tienen la sensación de que se encuentran atrapados por la vida, por el destino, por las circunstancias, por la rutina… y que no pueden salir de ahí­. La culpa de todo lo que les acontece y no les gusta, lo tiene “otr@” y no se sienten responsables de su vida, sino que “están” en la vida más como espectadores que como escritores de la misma.

¿Eres tú un espectador o el guionista de tu vida? ¿Piensas que te encuentras en las manos del destino o el destino está en tus manos?

Tú eliges!

Que elijas tener un magní­fico dí­a, ¡y acuérdate marcar la moneda con dos cruces! ;)

Tu amigo, Pascual